No confundir Brave con el navegador Bold

Hace unos días salió a la luz el reciente cambio de nombre de la bifurcación de Brave. Este cambio de nombre tiene su base, según indican fuentes cercanas al navegador del león, en presiones legales sobre marcas registradas.

Binance, contigo empezó todo

El Junio pasado, Brave cometió uno de los mayores errores que se le achaca, cumplimentando de forma automática el enlace de afiliados a la plataforma Binance. Este hecho provocó cierto revuelo en las redes, poniendo en duda incluso su mayor fortaleza, cómo es la seguridad. Cómo no podia ser de otra forma, Brendan Eich salió enseguida a comentar que se trataba de un error y que lo solucionarían con la mayor brevedad posible. Y así fue.

Amenazas legales y anti-adware

Este nuevo incidente pone a nuestro navegador favorito de nuevo en el ojo del huracán. La gente detrás de Bold browser señalan que en la carta de amenaza que habían recibido se les exigia cambiar el nombre de los codificadores del proyecto y eliminar cualquier referencia al navegador Brave. Así, desde mismo momento empezaron a eliminar cualquier referencia y cambiar el nombre para evitar cualquier vinculo que pudiera ocasionarles problemas legales.

De esta forma, el incidente ha quedado como un mero trámite legal y ha evitado que Brave viera dañada su marca.